La Unión Obrera Metalúrgica (UOM) y las cámaras patronales del sector concluyeron ayer la segunda audiencia ante el Ministerio de Trabajo en el marco de negociaciones paritarias sin llegar a un acuerdo, por lo que retomarán la discusión el lunes próximo.

Fuentes empresarias señalaron que las cámaras patronales formalizaron una contraoferta al sindicato conducido por Antonio Caló que no fue aceptada ya que se ubicaba en términos porcentuales por debajo de lo pedido por los trabajadores.

El pedido de la UOM es del 25 por ciento de incremento para el período que va del primero de abril al 31 de marzo del 2014, en dos cuotas que serían de un 15 por ciento en abril y un 10 por ciento en julio de forma acumulativa.

El sector patronal advirtió que al ser acumulativas las cuotas en rigor el incremento a otorgar sería del 26,5 por ciento y por ello la contra oferta fue de pago en tres cuotas por menos porcentaje.

En principio, el pedido del sector obrero representa una baja de las pretensiones del 10 por ciento respecto de las primeras cifras que dejaron trascender dirigentes de la UOM.

Juan Belén, secretario adjunto del sindicato, había explicado que el primer pedido era de una suba del 15 por ciento en abril y otro 10 por ciento en julio, con un 10 por ciento más en enero del año próximo.

Al bajarle el perfil al reclamo, el sindicalista justificó que dentro de lo que es la pauta salarial del 2013 la UOM solo reclama 25 por ciento.

El próximo lunes a las 11 también está convocada la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina (ADIMRA) a la sede del Ministerio de Trabajo.

La paritaria metalúrgica cobra sensibilidad política en razón de que Antonio Caló es el secretario general de la CGT oficialista.