La Justicia en lo contencioso administrativo de La Plata le dio el aval a los docentes para evitar que se apliquen los descuentos por los días que hicieron huelgas. En tanto, desde el ministerio de Trabajo de la Provincia, se adelantó que la resolución se apelará.

El Frente Gremial Docente Bonaerense (integrado por Suteba, Feb, Amet, Uda y Sadop) presentó un amparo la semana pasada para que se de marcha atrás con los descuentos que anunció el gobierno provincial a los maestros que realizaron paro.

Ayer, el juez Luis Arias, titular del Juzgado Contencioso Administrativo Nº 1 de La Plata, avaló el pedido de los sindicatos docentes y ordenó a la Provincia a que se “abstenga de efectivizar descuentos como consecuencia de las medidas de fuerza realizadas por las entidades sindicales el 23 y 24 de octubre y el 22 y 23 de noviembre”.

También aclara que en “en caso de haber realizado el descuento, se reintegre el dinero a los cinco días contados a partir de la fecha de cobro de los haberes, por recibo o cheque por separado”.

Según Mirta Petrocini, presidenta de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), “el fallo del juez utilizó todos los argumentos que plantearon los docentes en su presentación. Es decir, da por validos todos los planteos realizados por los trabajadores docentes”.

“Hay un párrafo donde el juez considera que las autoridades atentaron contra el derecho a la protección del salario, a quien le concede el carácter de alimentario, tal como hemos dicho muchas veces desde la FEB”, agregó la dirigente gremial.

Petrocini dijo que “también tuvo en cuenta nuestro reclamo de la falta de pago y de la demora en la liquidación de lo que se denomina el “premio” para los docentes”.

En tanto, desde Suteba, se indicó en un comunicado que esta decisión judicial ha sido un “duro revés judicial para la directora de Educación de la Provincia, Nora de Lucía”.

Por su parte, el ministro de Trabajo de la provincia de Buenos Aires, Oscar Cuartango, adelantó que “se apelará la medida judicial”.

“Ya hay antecedentes judiciales en los que se falló de la misma forma por parte de (Luis) Arias y luego la Cámara de Apelaciones revocó lo actuado en primera instancia para dar la razón a la decisión de descontar los días que no se trabajaron”.

Al respecto, el funcionario remarcó que “no pagar el día que no se trabaja no es una represalía. La Provincia respeta el derecho de realizar una huelga, ya que no sanciona a nadie por haberlo ejercido. Pero se debe aclarar que aquel que no trabaja no puede percibir el haber correspondiente por ese día que no concurrió a su lugar de trabajo”.

Cuartango también indicó que “a esta altura, los descuentos ya se han liquidado, razón por la cual se deberá instrumentar un operativo especial para devolver el dinero, ya que la medida aplicada por Arias no es de carácter suspensivo”.