El Gobierno porteño confirmó ayer el segundo aumento del año para las cuotas de los colegios privados subvencionados de la Ciudad, que rige desde julio. Las nuevas bandas arancelarias autorizan una suba que va del 14% al 25%, de acuerdo con el porcentaje de aporte estatal que recibe la escuela. Las autoridades educativas afirman que sólo 3 de cada 10 escuelas privadas están autorizadas a aplicar los aumentos más altos.

Ante ello, a principios de junio se reunió la Comisión de Aranceles (integrada por representantes del Gobierno porteño, de los padres y de las escuelas) para tratar el tema y la Asociación de Entidades Educativas Privadas Argentinas firmó en disconformidad porque considera que el aumento es un ataque a la clase media, a miles de padres que mandan sus hijos a la escuela privada, a quienes le transfieren el costo de un ajuste arbitrario, ilegítimo e intempestivo.

Cabe recordar que s escuelas se refieren a la quita de subsidios implementada por el Gobierno porteño en marzo, que alcanzó una reducción de 150 millones de pesos por la cual ya se presentaron cerca de 20 recursos de amparo en la Justicia según informa el diario Clarín.

Aseguran que afecta al 35% de los colegios privados de la Ciudad porque impacta de lleno en el presupuesto de unas 150 escuelas en todos sus niveles, inicial, primario y secundario. En la Ciudad hay un total de 468 escuelas privadas.