La actriz Emilia Clarke, de 26 años, sufrió a principios de este año un aneurisma cerebral y lo mantuvo en secreto hasta ahora que la noticia salió a la luz.

La artista, que interpreta a Daenerys Targaryen en la popular serie Game of Thrones (la preferida de la presidente Cristina Kirchner), ocultó su condición y se presentó a grabar como de costumbre los episodios de la nueva temporada, que se verán en 2014 por HBO.

Emilia fue tratada en secreto en el Centro Médico Presbiteriano Weill Cornell de Nueva York, informó The National Enquirer.

“Todo el mundo está muy asustado por ella. Es tan joven, y nadie esperaría que pudiera sufrir una enfermedad tan seria”, reveló un allegado a la actriz británica, quien destacó que “Emilia lo está haciendo muy bien y no debería tener ningún problema para salir adelante”.

La actriz cobró notoriedad por la gran cantidad de desnudos que hizo en la serie y por haber asegurado que ya no tenía ganas de seguir mostrando su cuerpo.

Esta serie, que es un fenómeno a nivel mundial, se caracteriza por tener escenas jugadas. En dos temporadas tuvo 15 minutos de sexo y las chicas se quejaron por tener que mostrar más su físico que los varones. Incluso llegaron a pedir más desnudos de hombres.